Explorando la oscuridad

Enfrentamientos en los asteroides

Tras su llegada, las historias sobre su victoria contra los piratas que habían atacado una nave de peregrinos se extendió rápidamente he hizo que los tripulantes del Solar Stallion fueran llamados por las autoridades locales para agradecerles su labor contra los piratas y ofrecerles otro trabajo.

Al parecer, cerca de Piedad de Seth se encuentra un cinturón de asteroides en el que se ubica una estación pirata que sirve de base para las operaciones piratas que está sufriendo el sistema. Por desgracia el planeta solo dispone de un par de fragatas pesadas y no pueden dedicarse a buscar esa estación ya que dejarían desprotegido el planeta. La flota imperial podría encargarse, pero es imposible saber cuándo se destinaran recursos para cazar a unos simples piratas si sus ataques no van más allá de destruir algunas naves de peregrinos.

Por estos motivos les encargan encontrar la base pirata y en caso de que puedan destruirla así como tantas naves piratas como sean capaces de encontrar. Puesto que el pago les parece más que justo e incluso el motor de la nave ruge con ganas de acabar con los piratas deciden aceptar el trabajo y partir.

Si bien no tienen problemas para encontrar el cinturón de asteroides, encontrar la base se convertiría en una misión más complicada, después de días sorteando los asteroides sin demasiados problemas, gracias a sus escudos repulsores, pero sin encontrar ningún rastro de naves enemigas o de la susodicha estación espacial, finalmente sus sensores detectan una nave escondida entre los asteroides, posiblemente agazapada esperando para atacarles. Aunque en un principio mantienen su rumbo, empiezan a girar hacia la nave pirata, la cual empieza a desplazarse para evitarlos, cuando empiezan a forzar el ritmo para no perder al destructor, este se da cuenta de que ha sido descubierto e intenta huir a toda velocidad. El Solar Stallion inicia la persecución y antes de la nave consiga escapar Aphesius Emil Xanatov decide lanzar los torpedos para destruir la nave. Los torpedos impactan limpiamente destruyendo prácticamente el raider pirata y dejándolo a la deriva. Ahora que el enemigo no podía huir se acercaron a él para pasar al abordaje. Después de un abordaje sin mayores complicaciones consiguen extraer de la nave pirata la localización de la estación dentro del cinturón y deciden poner rumbo hacia ella.

Con la información de la nave pirata no les cuesta llegar hasta la estación, la cual esta protegida por otras dos naves piratas. Lanzándose directamente contra las posiciones enemigas deciden lanzar otra andanada de torpedos mientras que con las baterías laterales y las lanzas abren fuego contra las escoltas que protegen la estación. Aunque esta vez los torpedos se pierden sin causar daños en el enemigo el combate contra las escoltas va bastante bien, consiguiendo dañar ambas naves sufriendo pocos daños. Al poco tiempo una de las escoltas resulta destruida, pero la otra consigue aprovechar su mayor maniobrabilidad y el encontrarse en superioridad numérica para ponerse en la cola del Solar Stallion y dispararle haciendo difícil que le devuelvan el fuego, además las armas disruptoras piratas empiezan a causar problemas en los sistemas del crucero. Pero gracias a la habilidad de Valaman Antiloquias para recuperar la energía en los sistemas y al pilotaje de Orthus Sodomitum para girar rápidamente la nave y poder disparar a su perseguidor, finalmente consiguen destruir la ultima escolta, aunque en ese instante un disparo afortunado de la estación pirata que no había dejado de disparar provoca un incendio en el interior del navío que se aleja del combate para apagarlo.

Ahora que el fuego había sido apagado, que la energía había sido restaurada en toda la nave y de que la estación ya no estaba protegida por ninguna escolta se dispusieron a realizar un último asalto contra ella. Nuevamente se lanzaron unos torpedos contra la estación, en este caso impactaron y provocaron un gran daño, después empezó un tiroteo entre la estación y el crucero, y aunque ambos sufrieron daños, fue finalmente la base pirata la que acabo destruida y exploto en llamas.

Con el trabajo cumplido el Solar Stallion puso rumbo a Piedad de Seth aunque antes hicieron unas reparaciones de emergencia.

Victoriosos volvieron a Piedad de Seth ahora es el momento de cobrar el pago, pero también de reparar la nave y buscar nuevos tripulantes para suplir las bajas sufridas.

View
Arrancando motores

La tripulación del Solar Stallion estaba en la superficie del planeta Cyrus Vulpa cerrando los pormenores de un trabajo de trasporte de alimentos, principalmente cereales y carne en conserva, para el mundo altar de Piedad de Seth, mas allá de la nebulosa Adrantis.

Intentando aprovechar el viaje, puesto que su objetivo estaba lejos, el capitán Aphesius Emil Xanatov busco algún posible trabajo cercano u otro planeta que mandase recursos a Piedad de Seth. Le informaron de que la base de la flota del planeta 88 Tanstar tenía que enviar un suministro de armas al mundo altar, así que ante la posibilidad de poder realizar ellos ese trabajo decidieron pasar por allí antes de llegar a su destino final.

Salieron del sistema y se dispusieron a dar un único salto en la disformidad para alcanzar el siguiente planeta, el navegante Echo fue bendecido por el emperador y fue capaz de llevar la nave por la disformidad en un tiempo rencor y sin tener ningún problema con los habitantes del inmaterium.

Solo trece días después de salir de Cyrus Vulpa, aunque en el mundo real había pasado algo más de un mes, llegaron a 88 Tanstar, deposito militar de la armada. El mundo dispone de una gran estación espacial, capaz de reparar cualquier tipo de nave del imperio, además sobrevolando el planeta había un surtido grupo de naves de la armada incluyendo varios cruceros. Al acercarse al planeta, recibieron un mensaje cifrado con remitente desconocido y del que no fueron capaces de averiguar su procedencia. El mensaje les pedía su colaboración, como personas ajenas al planeta pero influyentes gracias a su condición de Rogue Trader, para la comisión de un robo, su misión sería ir como invitados a una fiesta organizada por uno de los nobles del planeta y aprovechar la oportunidad para desactivar el sistema de alarma desde dentro, una vez hecho esto, la persona que contacto con ellos se encargaría de realizar el robo y darles su parte por los servicios.

Después de discutir entre los oficiales y de obtener algo de información adicional del informante, decidieron ayudar en el robo, irían a la fiesta y si veían posible realizar el robo lo harían, si lo veían complicado no se arriesgarían. Después de conseguir las invitaciones decidieron ir Aphesius Emil Xanatov, Echo, Rai Brook y Valaman Antiloquias mientras que Nelar y Orthus Sodomitum se quedaban en la nave a la espera de sus compañeros. Tras comprar unas ropas adecuadas para el evento, fueron a la fiesta, en donde principalmente había nobles y miembros de la armada imperial. Mientras Aphesius Emil Xanatov y Rai Brook se relacionaban con los invitados Echo y Valaman Antiloquias tenían mas problemas para integrarse con los invitados, uno por la inestable situación de su familia y el otro porque era difícil seguir considerándolo humano.

Descubrieron la sala donde se encontraba el centro de la alarma y al lugar donde tenían que acceder para desactivarla, pero por desgracia la puerta estaba protegida por un guardia constantemente. Rai Brook Intento en un primer momento acercarse al guardia y convencerlo para que bebiese y abandonase temporalmente su puesto pero, aunque si consiguió que bebiera algo, no consiguió convencerlo para abandonar su puesto, aunque sí que estableció una amistad con él. El plan B fue hacer que mientras Valaman Antiloquias le entretenia, Rai Brook usaba sus poderes psíquicos para dejarle dormido, tras dormirle Valaman Antiloquias entro en la sala y se conecto al sistema de la alarma, después de varios intentos consiguió descifrar la clave de seguridad y desactivar la alarma sin levantar sospechas. Al guarda le dejaron dentro de la habitación, con alcohol por encima para que pareciese que se había emborrachado.

Dispuestos a abandonar cuanto antes el planeta tras su colaboración en el robo, preguntaron por el envió de mercancías a Piedad de Seth pero ya se había realizado, así que ofrecieron llevar a aquellos peregrinos que quisieran hasta el mundo altar por un bajo precio.

Una vez abandonado 88 Tanstar se dispusieron a adentrarse una vez más en la disformidad y una vez más gracias a las excepcionales habilidades de Echo el viaje fue rápido y sin incidentes.

Pero al volver al espacio real y acercarse al sistema de Piedad de Seth recibieron una señal de socorro de un transporte de la clase Jericho, el San Leteo, era una señal de S.O.S. genérica así que no sabían exactamente cuál era el problema que tenia, pero aun así decidieron acercarse para comprobar el estado de la nave.

Al acercarse comprobaron que estaba siendo atacada por piratas y decidieron actuar para ayudarla, gracias a la pericia de Orthus Sodomitum llevando la nave pudieron acercarse a la nave pirata en silencio y abrir fuego sobre ella a corta distancia, Nelar coordinó el fuego de las armas del Solar Stallion y con la primera andanada la nave ya perdió sus escudos y salió ardiendo, antes de que la nave pirata pudiese reaccionar sufrió una segunda andanada que la deja prácticamente destrozada y con sus sistemas de sensores dañados. El raider acelero a máxima velocidad intentando escapar, pero Orthus Sodomitum maniobro la nave con maestría para no perder ángulo de disparo, una tercera andanada fue más de lo que los piratas pudieron soportar y la nave exploto siendo completamente destruida.

Acudieron al auxilio de la San Leteo pero la nave estaba dañada mas allá de cualquier reparación posible, por lo que tras rescatar a los supervivientes continuaron su camino hacia Piedad de Seth

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.